Historia

Fernando Arturo de Meriño

Fernando Arturo de Meriño. Arzobispo, político, ex presidente de la República y el más brillante orador de su época. En el día de su nacimiento.

Nació en el paraje de Antoncí, Yamasá, República Dominicana, el 9 de enero de 1833. Criado en el poblado de San Carlos, ingresó al Seminario Conciliar en 1848; ordenado sacerdote el 24 de abril de 1856, cantó su primera misa el 3 de mayo de ese año.

Fue diputado a la Asamblea Constituyente de Moca que redactó la Constitución progresista de entonces. Bajo el protectorado de Santana, Meriño estaba al frente de la Catedral y del Seminario de la ciudad de Santo Domingo para 1858. Con la muerte del Arzobispo Portes y, más tarde, la del padre Gaspar Hernández, abrieron el camino para la jefatura eclesiástica de Meriño. El 25 de febrero de 1859, a los 26 años de edad, es designado en la jefatura de la Iglesia Católica en la República Dominicana. Dos años después, a los 28 años de edad, en marzo de 1861, el Papa Pío IX lo nombró Administrador Apostólico de la Diócesis de Santo Domingo.

En julio de 1880 fue electo presidente de la República con el apoyo del líder del Partido Azul, Gregorio Luperón y tomó posesión el 1 de septiembre de 1880 hasta el 1 de septiembre de 1882..

De Meriño, fue el primer presidente de la República electo con la Constitución del presidente Luperón, la cual establecía el período presidencial de dos años y la No reelección presidencial.

El 16 de julio de 1885, fue consagrado como Arzobispo de Santo Domingo, Monseñor Fernando Arturo de Meriño, al recibir la orden episcopal en Roma. El acontecimiento fue motivo de regocijo en República Dominicana.

La decisión de la Iglesia Católica se produjo en un momento que en el país había un movimiento de peticiones para que se escogiera a un dominicano Arzobispo de Santo Domingo.

Entre las personalidades que pidieron que Monseñor Meriño, fuera consagrado como arzobispo, se contaban el obispo Rocco Cocchía, los generales Gregorio Luperón y Ulises Heureaux; así como Eugenio María de Hostos.

El nombre de Monseñor Fernando Arturo de Meriño, encabezó la terna que envió a Roma, el Congreso dominicano, y el presidente de la República, Alejandro Woss y Gil, costeó los gastos de bulas y consagración.

De Meriño fue Arzobispo de Santo Domingo desde 1885 hasta su muerte en el año 1906, siendo el primer dominicano en la historia, en alcanzar esa posición.

El sacerdote Antonio Lluberes, en su obra Breve Historia de la Iglesia Dominicana 1493-1997, anota que como Arzobispo, Monseñor Meriño “Se empeñó en implementar una serie de medidas para reconstruir la iglesia dominicana, y sin embargo, su proyecto se vio oscurecido por razones tanto internas como externas”, como fueron sus relaciones con el dictador Ulises Heureaux, la difusión del pensamiento liberal, en particular el pensamiento de Eugenio de María de Hostos.

Antes de ser consagrado Arzobispo de Santo Domingo, Monseñor Fernando Arturo de Meriño había ocupado importantes funciones eclesiásticas y políticas.

Meriño murió en Santo Domingo, el 20 de agosto de 1906.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también

Cerrar
Botón volver arriba

No puede copiar el contenido de esta página
You cannot copy content of this page

Protected by Copyscape

Cerrar