Nacionales

OEA responsabilizó a la JCE de fallidas elecciones de febrero

La mala gestión del área informática de la Junta Central Electoral (JCE) fue la principal razón del colapso de las elecciones municipales del pasa­do 16 de febrero, según el informe de 45 páginas presentado por la Orga­nización de Estados Ame­ricanos (OEA).

El mal diseño del soft­ware, sumado a no haber contado con herramien­tas para detectar o preve­nir la falla y no haber po­dido mitigarla a tiempo, produjo el descalabro del sistema de votación au­tomatizado utilizado por la JCE para ese certamen electoral.

De acuerdo al resu­men ejecutivo, el informe también reveló la ausen­cia de protocolos y la fal­ta de aplicación de bue­nas prácticas.

Sin embargo, el equipo auditor de la OEA no en­contró evidencia de ata­ques externos, sabotaje o intento de fraude.

“Dadas las circuns­tancias, la mañana de la elección, era imposible continuar con la jornada por lo que la suspensión decidida por parte del pleno de la JCE fue correc­ta”, señaló la OEA en sus conclusiones.

En el primer punto de las conclusiones de la in­vestigación, la OEA expli­ca que la ejecución de un proceso de personaliza­ción de urnas “carente de un adecuado control de integridad” de la informa­ción (debido a un defecto del software), es la causa raíz del primer inciden­te, el cual fue que la bo­leta electrónica no cargó por completo en el siste­ma y eso desencadenó en la suspensión del torneo Electoral.

“El defecto no se detec­tó durante la fase de prue­ba, debido a que no se realizó un adecuado tes­ting del software. Ya du­rante la personalización de las urnas, se materia­lizó la falla, puesto que al no contar con el control de integridad, dicho proceso permitió personalizar ur­nas con la oferta electoral incompleta (no incluía a todos los candidatos). Es por esta razón que el día de las elecciones muchos equipos no contaban con todos los candidatos en el sistema”, reseñó el docu­mento.

La OEA también dijo que no se hizo un control de calidad antes del des­pliegue, lo que hubiese permitido detectar la falla oportunamente antes que se enviasen los equipos a los recintos.

El punto seis de dicho informe, señaló que el ini­cio de la votación con la oferta electoral incorrec­ta en un grupo importan­te de colegios electorales demostró una “falta de co­ordinación” del personal a cargo del operativo y una deficiente estrategia de mitigación.

“El limitado porcentaje de colegios electorales que logró iniciar la votación correctamente (sin fallas), sumado a los pocos que pudieron remediar la ofer­ta electoral e iniciar poste­riormente, dejó expuesta la incapacidad técnica de mitigar la falla en la tota­lidad de las urnas ante las situaciones planteadas”, detalló el informe.

La OEA también determi­nó que fue un “error” de los partidos en pensar que esos problemas podrían ser re­sueltos entre las cinco y las siete de la mañana de ese domingo 16 de febrero.

“Esto tampoco es una explicación para la inexis­tencia de un plan de prue­bas (testing) adecuado, que pudo haber detectado la falla a tiempo y, así, evi­tar esta situación inédita para el país”, indicó.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

No puede copiar el contenido de esta página
You cannot copy content of this page

Protected by Copyscape

Cerrar