Opinión

Sin internet ni computadoras, no hay clases virtuales

Por: Rubén Geraldo Bautista Periodista

Un gran porcentaje de los estudiantes de todos los niveles académicos de la República Dominicana, no tienen un computador en sus hogares en el que puedan recibir sus clases a distancia, y otro porcentaje carece de acceso a internet, situación que viene a complicar la educación en tiempos de pandemia.

La educación a distancia se ha convertido en la principal alternativa para continuar con los programas académicos en las escuelas y universidades de la nuestro país durante este periodo de confinamiento. Pero no todos los estudiantes tienen las posibilidades de tener un equipo tecnológico y de conectividad para continuar con el nuevo estilo de vida académica.

Es el caso de miles de estudiantes de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), institución académica pública de nuestro país, donde se educan personas de todos los estatutos sociales. Allí acuden jóvenes que solo tienen la fe en Dios para seguir avanzando en la vida. ¿Quién los ayudará para que puedan seguir avanzando a través de la educación virtual?. En muchas ocasiones sus hogares no cuentan ni con energía eléctrica, por lo que en tiempos normales le toca estudiar con velas.

Creo que las autoridades deben buscar la forma de implementar el uso de otras herramientas con el fin de ayudar a los que menos pueden.

Una acción que me pareció importante fue la ejecutada por la Federación Dominicana de Estudiantes Dominicanos (FED), la cual pidió al presidente Luis Abinader integrar en la entrega de laptops y tabletas a los estudiantes de Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), la misma ayudaría a que esos jóvenes sigan el camino de su formación como profesionales, aquellos que pueden aportar mucho a la sociedad…

La rectora de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), Emma Polanco, llamó a los maestros y estudiantes de esa academia a integrarse el día de hoy a la docencia correspondiente al semestre académico 2020-2. Pero qué pasará los los estudiantes que no puedan iniciar por que sus condiciones económicas no les han permitido conseguir dinero para la compra de un ordenador o un equipo de conexión a Internet.

Algunos ni saben como acceder a los portales habilitados por la universidad para continuar con la educación a distancia. Tenemos claro que la educación no puede parar, porque es la principal vía para el desarrollo de nuestra nación, pero el Estado debe crear las condiciones de inclusión para todos…

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

No puede copiar el contenido de esta página
You cannot copy content of this page

Protected by Copyscape

Cerrar