Opinión

¿Policías o Delincuentes?

Por: Rubén Geraldo Bautista ~ Periodista

La Policía Nacional en el cuerpo que se encarga del mantenimiento del orden público y la seguridad de los ciudadanos.

Pero muchas situaciones acontecidas en nuestro país ponen el duda el accionar de la “Institución del Orden” a tal punto que en la República Dominicana la gente no confía en los agentes policiales.

La Policía Dominicana está bautizada por tener una mala praxis, cómo son: delitos, abuso de autoridad, suministro de información con el objetivo de obtener beneficios económicos, en muchas ocasiones pueden hasta realizan trabajos por encargos.

Según algunas investigaciones y trabajos periodísticos publicados en medios nacionales e internacionales, la corrupción y delincuencia policial existe en todos los países del mundo, pero en República Dominicana se están pasando de los límites. En nuestra Quisqueya decenas de policías aprovechan las libertades que les otorga su oficio para salir a la calle a comer atracos, como si se tratara de simples delincuentes comunes.

Los ciudadanos salen a la calle y no saben si cuidarse del policía o del delincuente común. Es tan complicado el problema que el muchos casos actúan en conjunto, (DELINCUENTE-POLICIA).

La Policía Nacional de la República Dominicana siempre ha estado envuelta en asuntos de corrupción, asesinatos, torturas y violencia contra los más vulnerables, violando las leyes de esa organización, la cual fue creada para velar por la seguridad de los ciudadanos.

Son esas las acciones que dejan en evidencia la carencia de entrenamiento que poseen muchos de los agentes de nuestra Policía. ¡Aquí no actúan conforme a los reglamentos institucionales!.

El asesinato de dos pastores evangélicos por parte de la Policía.

Su mal manejo como institución quedó otra vez evidenciando al momento que una patrulla de la Policía Nacional mató una pareja de esposos evangélicos cuando regresaban de predicar de una campaña cristiana en la comunidad Los Ganchos de Pino Herrado, en Villa Altagracia, provincia San Cristóbal, según la policía el vehículo de estos “fue confundido” con otro que perseguían. Ahora me hago las siguiente preguntas: ¿No identificaron la placa del vehículo que supuestamente perseguían?¿Como procedieron a disparar sin confirmar que eran los presuntos delincuentes quienes se encontraban en el automóvil?¿Cómo estaban tan seguro que ese era el carro que buscan o no existen más vehículos iguales en el país?.

¡Que lastima!

¡Un caso muy complejo!, fue algo cómo si se tratara de un asesinato por encargo o ajuste de cuentas, pero no lo puedo creer, solo eran dos jóvenes pastores de una iglesia cristiana, una familia recién unida, que se encontraba en la calle sirviendo al creador. La vida de esa pareja que servía a Dios ya nada ni nadie la regresará. Quedará en manos del Estado dominicano dar un ejemplo a lo interno de la Policía Nacional, para ver si la ciudadanía vuelve a tomar un poco de confianza a la institución. El gobierno debe trabajar en la te reducción de los abusos policiales, de lo contrario los policías matarán las personas como “Pollos gringos en polleras”.

No todos los policías son malos, pero los malos hacen que todos paguen iguales.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

No puede copiar el contenido de esta página
You cannot copy content of this page

Protected by Copyscape

Cerrar